cultura, gastronomía y destino

Barbate

El remendaor

El oficio de remendador de redes o remendaor, como decimos aquí, es muy típico en Barbate, ya que la localidad siempre ha tenido una estrecha relación con el mar.

Este oficio de profesión, requiere dedicación, tiempo y buen hacer, y se puede considerar como todo un arte.

Los remendaores, en su mayoría, han trabajado en su juventud como marineros y con el paso del tiempo han adaptado su oficio para dedicarse a remendar redes.

Las redes se rompen, se rasgan por el peso de la pesquería, por la acción de los peces, o se revientan y se desgarran por la tensión a la que están sometidas. Es por ello que necesitan ser reparadas, de lo contrario el pescado se escaparía por estos agujeros.

Encargados de remendar las redes, su trabajo es tranquilo, parece que las horas pasan lentas, pero al mismo tiempo es una labor dura, reparando las redes tendidas en el suelo y la parte que hay que reparar apoyada en una silla, o sentados horas con el lomo doblado, también permaneciendo de pie con la cabeza mirando las manos… reparar las redes puede tomarles unas cuantas horas o mucho más dependiendo del daño y de la agilidad que el artesano haya aprendido.

El remendaor tiene unas manos curtidas y realiza su tarea de coser las redes con varias herramientas : agujas, navaja, pasador, cordel y cojín.

Hasta los años 70 las agujas eran de madera o de caña, un material resistente pero flexible a la vez. Aún así se iban desgastando o se rompían a menudo por el uso continuo y por la fuerza que soportaban al hacer los nudos de la malla. Actualmente las agujas son de plástico, de varios tamaños que corresponden al agujero de la red.

Fotos: Juan Virués

En función del tipo de pesca que se practique (cerco, trasmallo o arrastre), varía la técnica. Es más fácil remendar en el arrastre porque la malla es más gruesa, mientras que en la de cerco es más trabajoso porque es mucho más fina.

Este oficio ancestral que sólo los marineros más veteranos conocen, como el trabajo de otros muchos artesanos, está en la actualidad en riesgo de desaparición.

En el norte de España este trabajo ha sido tradicionalmente femenino, si bien en Andalucía no tiene tanto arraigo. No obstante, ésto ha cambiado y en nuestra localidad ha nacido la primera asociación de mujeres rederas de Andalucía.

Esta asociación pionera se denomina “Murebar“ (Mujeres Rederas de Andalucía) y tiene la idea de hacer una cooperativa.

La barbateña Manoli Vélez Rodríguez, junto con el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Barbate, Alfonso Reyes, pusieron en marcha la 1ª Asociación de Mujeres Rederas de Andalucía.

Estas mujeres son guiadas por su maestro y mentor, Rafael Miranda para que la profesión no se pierda porque ahora mismo solo hay hombres jubilados, y para que puedan ganarse la vida remendando artes de pesca.

Hasta el momento, la asociación está formada por ocho mujeres, esperemos se vayan formando nuevas generaciones y podamos a ver a estas barbateñas remendando en el puerto pesquero de Barbate.

Escudo obispado en Ermita

Ermita de San Ambrosio

La ermita de San Ambrosio es uno de los escasos ejemplos de arquitectura visigoda del sur peninsular. Debido a sus características y singularidad fue declarada

Leer más »
Faro Trafalgar y pareja practicando yoga

Faro Trafalgar

La famosa batalla de Trafalgar tuvo lugar a principios del siglo XIX (1805) y fue una de las más sangrientas de la historia, toma este

Leer más »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

™2020 Barbate, Ciudad del Atún. Ayuntamiento de Barbate