cultura, gastronomía y destino

Barbate

Castillo de Santiago

En el siglo XV, el Duque de Medina Sidonia decidió levantar un castillo en la desembocadura del río Barbate, ubicándolo supuestamente sobre los restos de la antigua fortaleza musulmana de Warbat.

Era probable que el Duque pretendiese trasladar el puerto existente en la Barca de Vejer a la desembocadura del río Barbate, con el fin de favorecer la actividad marítima mercantil de su Estado, debido a las intensas relaciones con el reino de Granada y el Norte de Marruecos. Por ese motivo, el Castillo podría cobijar la actividad portuaria a la entrada del río, evitando la necesidad de que los buques se desplazaran hasta la Barca de Vejer.

Nuestro Castillo se levantaría entre 1474 y 1479, ya que en esos años es cuando se estaban desarrollando las guerras con Portugal. Se construyó donde hoy está la plaza del faro, así que supuestamente sus cimientos y arranques de muros aún estarán bajo sus arenas.

El castillo era grande y hermoso, parecido al Castillo de Sanlúcar de Barrameda. Sin embargo, había algunas diferencias, así como que las torres del castillo sanluqueño son cilíndricas, mientras que las nuestras eran cuadrangulares. Además, la torre del Homenaje del Castillo sanluqueño se encuentra en uno de sus laterales, en vez de en el centro.

En cada una de las torres que miraba al mar había una pieza de artillería, una mirando al mar y otra al río. Sin embargo, en una de las torres que daba a tierra había dos esmériles, que servían para guardar las chozas de los pescadores que allí habitaban.

Los cañones se situaban uno frente al mar y otro frente al río, mientras que en las dos torres que miraban a tierra había dos cañones pequeños y otro de menor calibre.

El castillo sirvió para cobijar a barcos de pesca, que faenaban en su desembocadura, donde pescaban caballas, por lo que se deduce que sirvió para proteger a la pesca tradicional. Sin embargo, existía el problema de los ataques piráticos al litoral, que hicieron que la zona estuviese prácticamente deshabitada. Los duques intentaran repoblarla, permitiéndoles labrar la tierra y criar ganado a cambio de pagar impuestos. Hay constancia de que hasta dos veces en más de 40 años, los berberiscos atacaron y se llevaron a sus habitantes para esclavizarlos.

Nuestro castillo no sólo sirvió para defender la entrada del río y a los pescadores, sino que también daba cobertura a las almadrabas de Conil y Zahara, porque en él se recibían enseres y provisiones para las faenas almadraberas, además de barriles y sal procedentes de Sanlúcar. Algunos de los barcos, que salían cargados de atún hacia Barcelona, Valencia o Nápoles, eran propiedad del duque.

En el castillo también debió de haber una capilla, porque la condesa se preocupaba de la fe de los almadraberos.

El alcaide del Castillo se encargaría de limpiar y ordenar la artillería, abrir las puertas al amanecer, cerrarlas a la puesta de sol, tocar la campana para llamar a los almadraberos, para refugiarse en caso de ataque. Aunque parecen funciones sencillas, algunas veces el alcaide se negaba a hacerlas y en más de una ocasión esta figura fue despedida.

En 1587 crecía la población al amparo de su castillo, ordenando el duque tratar bien a sus habitantes, para hacer crecer la población y conservar la que habitaba. Sin embargo, la población no aumentaba, porque el comercio con Africa estaba en decadencia y la piratería no cesaba. Tanto es así que los piratas podían venir por la noche y llevarse cautivas a los que habitaban en la fortaleza, de donde se llevaron hombres, mujeres y niños.

Según un dibujo de 1748 el castillo aún estaba operativo en 1737, porque seguía teniendo alcaide. Se abandonaría poco después. De hecho, en 1777 ya sólo quedaban algunos paredones y un pedazo de torre. En 1826 ya no estaba operativa su Torre del Homenaje

En 1870 el Castillo estaba totalmente arruinado y sólo se podía aprovechar algunos muros y parte de su cimentación, lo que demuestra que la Torre del Homenaje ya había desaparecido.

El desplazamiento de la desembocadura del río Barbate y la deforestación de la comarca aumentó el caudal del río. Sus arrastres sedimentarios terminaron cegando una de sus salidas y su desembocadura se desvió hacia el Este, haciendo que se la función del castillo fuera inútil, por no poder cumplir su función .

Los barbateños que vivían aquí en esa época ya vivían en el actual casco antiguo, originado a finales del siglo XVIII. La gente ya comenzó a edificar sus viviendas con piedra, cal y barro a principios del siglo XIX y hasta mediados de ese siglo las piedras del castillo se usaron con este fin.

En los años 40 y 50 jugaban los niños con las piedras del castillo y sus cañones, uno de los cuales quedó enterrado bajo el paseo marítimo, cuando se amplió en la década de los 90.

Curioso es el hecho de que entre 1976 y 1978 una ciudadana americana escribió al ayuntamiento, para saber si nuestro castillo estaba en venta, para comprarlo.

Por último, entre mayo y junio de 2019 la Universidad de Cádiz realizó una prospección arqueológica con georradar, para detectar posibles restos de nuestro castillo. Finalmente, en octubre de 2020 se dio comienzo a la excavación arqueológica del Castillo de Santiago, encontrándose restos de una de sus torres y de un muro interior, además de encontrar otros restos arqueológicos como una cista de cremación de época íbera.

Los trabajos volverán a retomarse, para seguir excavando en colaboración con las universidades de Sevilla y Granada y poner en valor los hallazgos encontrados.

Fotos: Luismi Rossi

Escudo obispado en Ermita

Ermita de San Ambrosio

La ermita de San Ambrosio es uno de los escasos ejemplos de arquitectura visigoda del sur peninsular. Debido a sus características y singularidad fue declarada

Leer más »
Faro Trafalgar y pareja practicando yoga

Faro Trafalgar

La famosa batalla de Trafalgar tuvo lugar a principios del siglo XIX (1805) y fue una de las más sangrientas de la historia, toma este

Leer más »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

™2020 Barbate, Ciudad del Atún. Ayuntamiento de Barbate