cultura, gastronomía y destino

Barbate

Antigua Lonja de Pescados

En cada pueblo de nuestro país se cuenta con edificios, monumentos o espacios emblemáticos, con los que sus ciudadanos se sienten profundamente identificados, porque simbolizan una parte importante de su historia, su cultura e incluso su modo de vida. Éste es el caso de la «Antigua Lonja de Pescados».

El proyecto para su construcción fue redactado y diseñado por el arquitecto madrileño Casto Fernández Shaw e Iturralde, llevándose a cabo las obras entre 1940 y 1943 en un contexto socioeconómico, que estuvo marcado por el auge de la actividad pesquera y el desarrollo de la industria conservera y de salazones, que fue el motor económico de nuestra localidad.

Casto Fernández Shaw diseñó un edificio en paralelo al curso del río Barbate, en el que se observan dos cuerpos unidos bien diferenciados, ya que, uno es semicilíndrico y el otro rectangular.

En uno de los lados del edificio se encontraba una marquesina, que configuraba el único espacio abierto de todo el conjunto, donde observamos un castillete sosteniendo el torreón, elementos que rompen la horizontalidad predominante en la construcción del edificio.

Para construirlo, se sirvió de soportes y vigas de cuelgue, realizados en hormigón armado, material de construcción que predominaba en aquella época.

En el edificio son constantes los guiños a la arquitectura náutica, desde el torreón a modo de mascarón de proa hasta los vanos que se asemejan a ojos de buey, pasando por las escaleras helicoidales, conformando así un edificio, que ofrece la poética imagen de un barco varado en la orilla del río Barbate.

En la planta baja había salas, para subastar el pescado, además de saladeros, destinados a su preparación para su posterior transporte y otra zona para carga y descarga de mercancías.

En  la parte alta había oficinas, ocupadas por pescaderos e industriales del sector, además de una amplia terraza con vistas al río, a la cual se accede por una escalera helicoidal.

El edificio sigue el estilo racionalista y se constituye como un referente del Movimiento Moderno,  debido a sus cualidades arquitectónicas. De ahí, que la organización DOCOMOMO la haya incluido en su registro ibérico, publicado en 1996.

El edificio está protegido desde que se inscribió en el Catálogo General de Patrimonio Histórico de Andalucía, pero la Normativa de Protección y Prevención del patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico le asignó un nivel de protección integral, siendo el máximo nivel de protección que se otorga a aquellos yacimientos que deben ser conservados íntegramente para su estudio y disfrute cultural público.

Las gestiones para su construcción las inició el ayuntamiento barbateño, aunque posteriormente las obras fueron ejecutadas por la Agrupación de Puertos de Cádiz-Huelva, organismo que depende del Ministerio de Obras Públicas.

Una vez que la subasta de pescados se trasladó en 1968 a la nueva lonja, en el Puerto de la Albufera, el edificio se abandonó a su suerte, quedándose sin uso, conduciéndola a la ruina. Afortunadamente, gracias al interés de las administraciones en  su recuperación, debido a su relevancia arquitectónica y a su alto valor simbólico para el pueblo, finalmente se puso la primera piedra para su rehabilitación el 22 de mayo de 2006, acabándose en el 2011.

Actualmente, la planta baja conserva los espacios diáfanos, porque serían útiles para servir como museo.

Es propiedad de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía, organismo adscrito a la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, quien lo cedió en 1995 por diez años al Ayuntamiento de Barbate para su gestión y rehabilitación.

Barbate ha apostado firmemente por desarrollar su potencial turístico, siendo la antigua lonja un buen ejemplo de cómo el patrimonio industrial puede convertirse en objeto dinamizador del territorio a través del turismo.

Tras su restauración se quería dedicar a «Centro de Interpretación» sobre la famosa «Batalla de Trafalgar«, entre otros usos culturales e incluso se ha querido dedicar a “Museo de historia de Barbate”. Sin embargo, aún no se le ha dado este uso y se ha ubicado la Delegación de Participación Ciudadana, usándose para actividades culturales, como exposiciones u otros eventos. También albergó numerosos actos de la Semana Gastronómica del Atún.

Fotos: Juan Daza

Escudo obispado en Ermita

Ermita de San Ambrosio

La ermita de San Ambrosio es uno de los escasos ejemplos de arquitectura visigoda del sur peninsular. Debido a sus características y singularidad fue declarada

Leer más »
Faro Trafalgar y pareja practicando yoga

Faro Trafalgar

La famosa batalla de Trafalgar tuvo lugar a principios del siglo XIX (1805) y fue una de las más sangrientas de la historia, toma este

Leer más »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

™2020 Barbate, Ciudad del Atún. Ayuntamiento de Barbate